"Su sociedad está condenada", Ayn Rand

"Cuando advierta que para producir usted necesita obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican no bienes, sino favores; cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por el trabajo, y que las leyes no lo protegen contra ellos, sino, por el contrario son ellos los que están protegidos contra usted; cuando repare que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un autosacrificio, entonces usted podrá afirmar, sin temor a equivocarse, que su sociedad esta condenada"

Ayn Rand, 1950. Rand (1905-1982). Filósofa Ruso-Estadounidense

viernes, 15 de abril de 2016

COMERCIANTES ORGANIZADOS SOLICITAN AL GOBIERNO NACIONAL DEFINIR PLAN DE RACIONAMIENTO ELÉCTRICO

El Comité Ejecutivo y el Directorio del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio) han estado recibiendo demandas instituciones de sus organismos afiliados y de Asociaciones Mixtas de Comercio y Producción de todo el país “con carácter de urgencia”, para que le soliciten al Gobierno Nacional la inmediata definición de un Plan de Racionamiento Eléctrico.

Los comerciantes organizados en instituciones gremiales consideran que “no se puede trabajar, sin que prive permanentemente el temor a perder las pocas mercancías disponibles y equipos que dependen de un inexistente servicio eléctrico de calidad”. Y que “la espontaneidad de los apagones con la que hemos tenido que convivir en muchas regiones desde hace ya más de dos años, ha sido exageradamente costosa y, en muchos casos, ha provocado el cierre de pequeños comercios, la desaparición de fuentes de trabajo y desatención a miles de consumidores”.

De igual manera, a Consecomercio se le ha transmitido que un Plan de Racionamiento “preciso y confiable”, además, hará posible que los productores del campo que no disponen de equipos de autogeneración eléctrica, también sabrán a qué atenerse.  

Asimismo, las pequeñas y medianas industrias que no pueden financiar equipamientos en los términos que se está planteando por los problemas con el Guri, “puedan programar con nosotros la entrega de productos en las cantidades apropiadas para que nuestros negocios no los pierdan, y los consumidores también sepan a dónde acudir y cuándo hacerlo”.

La difícil situación eléctrica que afecta al país, estima Consecomercio, no es un tema que sólo puede administrarse mediante la imposición de horarios de uso restringido del servicio,  a las redes de centros comerciales del país.

También hay que tomar en consideración, inclusive, en qué se traducen dichas decisiones en la salud financiera de cada uno de los establecimientos que funcionan en esas instalaciones. De igual manera, en cada uno de los comercios y empresas dispensadoras de servicio que operan en los más lejanos rincones del país, muchas de las cuales, por cierto, sobreviven entre la escasez de productos, la sistemática arremetida del hamponato organizado, la voracidad fiscal de muchas alcaldías, y, más recientemente, la violencia dirigida de individualidades infiltradas en colas de consumidores, en contra de establecimientos y del personal.

Los 30 días vencidos.-
A la par del tema eléctrico, Consecomercio también ha recibido de parte de Cámaras afiliadas que representan a empresas importadoras, su observación sobre el “vencimiento” el 10 de abril, del plazo de los treinta días que describió el Poder Ejecutivo a comienzos de marzo pasado como tiempo necesario para implementar su nuevo sistema cambiario, sin que se sepa a ciencia cierta en qué se traducirá finalmente dicho mecanismo.

Para dichas empresas, muchas de las cuales viven un proceso de descapitalización que las coloca al borde de su cierre definitivo, al tener que funcionar entre controles, inflación, discrecionalidades administrativas en materia de precios, tributaciones parafiscales, este tipo de procedimiento sólo se traduce en más incertidumbre, escasez y, por supuesto, desconfianza extrema entre fabricantes y exportadores internacionales.

El Consejo Nacional del Comercio y los Servicios recuerda que el alto riesgo país que hoy norma las relaciones comerciales de Venezuela con el resto del mundo, no es un capricho de los mercados internacionales. Es el costo que pagan la nación y sus ciudadanos, en vista de que, internamente, la economía venezolana se ha dirigido de espalda a la importancia de la confianza, y de la seriedad con la que esa confianza se construye y se debe mantener.

“Comprometidos…más allá de las dificultades”.-
A los largo de su casi medio siglo de actividades institucionales, Consecomercio no había celebrado una Asamblea Anual en un momento histórico cuando se combinan crisis de la magnitud y gravedad de las actuales: económica, social, política y ética. Pero, además, cuando precisamente se le trata de atribuir a la empresa privada y a los emprendedores, la responsabilidad rectora de improductividad, escasez, inflación e insatisfacción entre los consumidores de necesidades de bienes y servicios de calidad.

Es por eso por lo que su XLVI máximo encuentro nacional de este año, que celebrará los días 28 y 29 de abril en el hotel Hesperia de Valencia, lo desarrollará con base en un lema propuesto y construido por un debate interno entre los organismos gremiales afiliados: “Comprometidos…más allá de las dificultades”.

Porque esa, a juicio de las autoridades del máximo organismo gremial de los comerciantes y expendedores de servicios organizados del país,  es “la expresión más sincera con la que se le puede responder a un país y a una población de 30 millones de consumidores que necesitan de todo. Y que, por sobre los impedimentos y dificultades naturales o planteadas deliberadamente a que se enfrentan los emprendimientos ciudadanos actualmente en Venezuela, no hay que cesar en el empeño del trabajo productivo; hacerlo convencidos de que las crisis también abren puertas hacia las oportunidades”.

Desde luego, Carabobo, núcleo industrial de Venezuela, y en donde Consecomercio ha celebrado muchas de sus anteriores Asambleas Anuales, es precisamente un ejemplo de cómo la conjunción histórica de inversionistas nacionales e internacionales, además de un conglomerado laboral formado para la producción competitiva dentro y fuera del país, ha hecho posible que Venezuela haya sabido aprovechar adversidades anteriores y convertirlas en triunfos nacionales.


Y es por eso por lo que el Consejo Nacional del Comercio y los Servicios, con la participación de invitados especiales y expertos en los temas que allí se tratarán, como de la representación de la dirigencia de la producción primaria y agropecuaria, además de la turística, no duda que al realizar su XLVI Asamblea Anual en Valencia, estará haciendo lo que corresponde para convertir mensajes sectoriales en aportes positivos para el país.

No hay comentarios: