70% DE LAS INDUSTRIAS REPORTARON CAÍDA DE SUS NIVELES DE PRODUCCIÓN


Los resultados de la Encuesta de Coyuntura del último trimestre del pasado año evidencian la profundización del deterioro que ha venido sufriendo el sector manufacturero desde el 2014 hasta la fecha; al punto que 70% de los encuestados reportó que sus niveles de producción cayeron. Asimismo, la capacidad utilizada de las empresas bajó a 43,87%, es decir, está muy por debajo del 50% y la tendencia es a que siga cayendo si no se toman las urgentes medidas de esta verdadera emergencia nacional.

Las principales razones que explican esta crisis manufacturera son: la incertidumbre política (es decir, no hay confianza); la falta de proveedores y de divisas; los controles de precios y la baja demanda. En cuanto a esta última variable, los empresarios advierten que ya la recesión está haciendo mella en la actividad operativa por cuanto los pedidos han disminuido significativamente debido a la inflación y la pérdida del poder adquisitivo de la población.

De hecho, aproximadamente 65% de los que respondieron la encuesta advirtió que su cartera de pedidos es menor con respecto a los niveles del mismo período de 2015. El nivel de ventas también se vio comprometido, al punto que 65% de la muestra asegura que disminuyó. Entre los más afectados por la caída en las ventas están los sectores de artes gráficas (93% dicen que sufrieron una reducción), metálica básica (90%); alimentos, química y productos metálicos (70%), textil (60%), madera y productos no metálicos (58%) y alimentos (48%).

Lo mismo sucede con los niveles de inventarios de materias primas, donde un promedio de 73% de los que respondió el cuestionario afirman que disminuyeron. Los más afectados en este caso son metálica básica (el 100% reporta caída); productos metálicos y artes gráficas (90%) y alimentos, textil, calzado y madera (70%).


Soberanía del consumidor y abastecimiento seguro

Los resultados del cuarto trimestre 2015, que se acentúan aún más en el primer lapso de 2016, debido a la sequía de divisas para cancelar la deuda con los proveedores internacionales y a la imposibilidad de acceder a materias primas para mantener la operatividad de las empresas, evidencian la postración de la industria nacional.

Juan Pablo Olalquiaga, presidente de la Confederación Venezolana de Industriales, destacó su gran preocupación ante la incapacidad del gobierno que encabeza el presidente Nicolás Maduro, para tomar las medidas profundas que requiere el país. “Hemos hecho propuestas, planteamos cinco puntos que permitirían reactivar en el corto plazo la producción de las empresas nacional, donde destacaba la titularización de la deuda y la flexibilización del control de cambios y de precios. Pero no ha habido respuesta alguna. Tal parece que la decisión oficial es dejar morir a la industria nacional con el consecuente empobrecimiento de los venezolanos”.

No obstante, Olalquiaga recalca que ningún país puede progresar sin una industria fuerte, que genere bienes y servicios, así como empleo decente y bien remunerado.

Por esas razones, y ante la necesidad de reactivar a las empresas productivas venezolanas, el presidente de Conindustria presentó ante la Comisión Permanente de Finanzas y Desarrollo Social de la Asamblea Nacional, una propuesta de Ley Pro Abastecimiento. Se plantea la necesidad de hacer una ley transitoria que se establecería sobre los siguientes principios: soberanía del consumidor; libre competencia; competencia efectiva; abastecimiento seguro; promoción a la empresa privada; promoción de la producción nacional; derecho a la defensa y al debido proceso; rentabilidad razonable; justicia social; subsidiariedad y menor intervención.

Pero Olalquiaga alertó que cualquier intento de industrializar al país fracasará si se percibe como una solución momentánea a la disminución de precios petroleros. “La industrialización es un proyecto de largo plazo, larguísimo por estándares venezolanos, y que requiere de una conducta sostenida en materia de estabilidad macroeconómica y baja inflación, tasas de cambio que privilegien la competitividad y una visión de país que privilegie el trabajo como mecanismo de generación de ingresos, oportunidades de crecimiento profesional y mejor calidad de vida.
0

"Su sociedad está condenada", Ayn Rand

"Cuando advierta que para producir usted necesita obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican no bienes, sino favores; cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por el trabajo, y que las leyes no lo protegen contra ellos, sino, por el contrario son ellos los que están protegidos contra usted; cuando repare que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un autosacrificio, entonces usted podrá afirmar, sin temor a equivocarse, que su sociedad esta condenada"

Ayn Rand, 1950. Rand (1905-1982). Filósofa Ruso-Estadounidense