"Su sociedad está condenada", Ayn Rand

"Cuando advierta que para producir usted necesita obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican no bienes, sino favores; cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por el trabajo, y que las leyes no lo protegen contra ellos, sino, por el contrario son ellos los que están protegidos contra usted; cuando repare que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un autosacrificio, entonces usted podrá afirmar, sin temor a equivocarse, que su sociedad esta condenada"

Ayn Rand, 1950. Rand (1905-1982). Filósofa Ruso-Estadounidense

jueves, 27 de octubre de 2016

CONSECOMERCIO DEMANDA RESTITUCIÓN DEL ORDEN CONSTITUCIONAL

El Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio) insta a los poderes Ejecutivo y Legislativo a agotar todos los esfuerzos posibles para recuperar la confianza en la Economía que depende fundamentalmente de la restitución del orden constitucional  que afectan a los ciudadanos. 

Consecomercio considera que Venezuela vive una crisis inédita, ya que las políticas del gobierno son expresamente contrarias a la libre actividad comercial, siendo estas políticas las que han contribuido al deterioro del aparato productivo nacional y sus consecuencias más evidentes como son el desabastecimiento, inflación, baja productividad e imposibilidad de competir en mercados internacionales; Lo que se agudiza a partir del momento cuando se incurre en el desconocimiento del orden constitucional.

La ruptura del hilo constitucional, agrava aún más las ya deterioradas condiciones para invertir, producir y mantener la actividad empresarial, por lo que  Consecomercio, acordó hacerles un llamado a las Cámaras  sectoriales y regionales afiliadas en todo el territorio nacional, para que celebren Asambleas Extraordinarias en las que el empresariado debata sobre el tema y adopte decisiones institucionales en consecuencia.

Ante el llamado que han hecho organizaciones políticas y de la sociedad civil a participar en una Huelga General Ciudadana de 12 horas, Consecomercio expresó que cada empresario es autónomo para tomar la decisión que estime más pertinente en la conducción de su empresa, indistintamente de cual sea su área de actividades. Pero sus trabajadores, al igual que él, también son ciudadanos que tienen derecho a decidir y ser respetados, porque nada ni nadie puede ni debe restringir ese derecho.

Las Cámaras y Asociaciones Mixtas de Comercio, Industria, Servicios y Producción que constituyen la base gremial afiliada a Consecomercio, precisamente, responden a los principios estatutarios que motivaron su nacimiento y justifican su funcionamiento, en muchos casos desde hace más de cien años, y en los que los derechos económicos y políticos son los que el empresariado sectorial debe acatar y cumplir. Adicionalmente, existen sobradas razones para para que los ciudadanos se manifiesten.

En su historia institucional de hace casi medio siglo, Consecomercio siempre le ha servido al sector terciario, a la economía en general y a los consumidores demandando garantías económicas, libre ejercicio ciudadano de los derechos políticos, incluyendo el del libre y voluntario ejercicio a elegir, y condiciones administrativas gubernamentales transparentes que garanticen el libre emprendimiento, la competencia, la competitividad y la satisfacción plena de las necesidades de la ciudadanía, y de ahí su posición con respeto a este evento. 

Por otra parte no tratándose de un paro empresarial, sino de una huelga ciudadana, Consecomercio considera oportuno recordar que el propio gobierno induce y hasta obliga al cierre de oficinas públicas exigiéndoles a sus funcionarios la participación en actividades de carácter proselitistas y manifestaciones partidistas.

Consecomercio, adicionalmente, insta a los poderes Ejecutivo y Legislativo a impedir que Venezuela entre en un proceso de anarquía que imposibilite acordar soluciones a los graves problemas económicos y sociales a que se enfrentan hoy 30 millones de ciudadanos. 

Si no es posible confiar en un futuro medianamente promisorio por el desconocimiento del orden constitucional y el cumplimiento de los fundamentos que rige el desempeño administrativo de todos los poderes de la República, peores serán las consecuencias y más costosas las soluciones a que puede llegar la nación en un ambiente de anarquía absoluta.

Para Consecomercio, Venezuela y los venezolanos no merecen sacrificar forzosamente  su derecho a vivir en un ambiente de paz, concordia y de bienestar. El momento exige el aporte decidido  en beneficio de la Patria, de un liderazgo político dispuesto a poner su voluntad  al servicio pleno de las soluciones y a impedir que la población viva en un ambiente interminable de zozobra y de incertidumbre. Sí hay soluciones. Pero a ellas, jamás se llegará en un ambiente de discordia y de anarquía.

Hoy, en un desbordamiento injustificado de la inflación que destruye la capacidad de compra de los consumidores, el gobierno imposibilita el funcionamiento seguro del tejido empresarial venezolano y multiplica el desempleo, además de expandir la pobreza y el empobrecimiento general de los venezolanos, Consecomercio no sólo considera que es su obligación institucional llamar y respaldar la restitución del orden constitucional. También alertar al resto del empresariado formal y organizado a velar por el cumplimiento gubernamental del ordenamiento jurídico que haga posible el  desempeño productivo de la empresa privada.

No hay comentarios: