"Su sociedad está condenada", Ayn Rand

"Cuando advierta que para producir usted necesita obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican no bienes, sino favores; cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por el trabajo, y que las leyes no lo protegen contra ellos, sino, por el contrario son ellos los que están protegidos contra usted; cuando repare que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un autosacrificio, entonces usted podrá afirmar, sin temor a equivocarse, que su sociedad esta condenada"

Ayn Rand, 1950. Rand (1905-1982). Filósofa Ruso-Estadounidense

viernes, 19 de agosto de 2016

REFERÉNDUM REVOCATORIO ES UNA SALIDA CONSTITUCIONAL A LA CRISIS ECONÓMICA Y SOCIAL DEL PAÍS


La Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras) exhorta al Estado venezolano y sus poderes públicos, a tomar los correctivos necesarios y atender con carácter de urgencia las demandas de un país que exige un cambio en su modelo económico, político y social.

Los poderes públicos de nuestro país tienen en sus manos la oportunidad de evitar la agudización de la crisis económica y social que vivimos si se toman las medidas requeridas y si respetan la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que establece los mecanismos necesarios para que los ciudadanos promuevan en paz las soluciones a los graves problemas del país.

Consideramos que la celebración del referéndum revocatorio presidencial en los plazos establecidos en la Constitución, es una de las vías que permitirá aliviar las tensiones políticas y sociales que mantiene en crisis a la sociedad. Venezuela requiere una mayor estabilidad política para poder implementar una estrategia de crecimiento económico y desarrollo sostenible en el corto, mediano y largo plazo, por ello, tanto el Gobierno, poderes públicos en general, oposición, con todas sus organizaciones; son responsables de darle salida política a las necesidades del país, evitando confrontaciones y sin limitar o manipular las vías institucionales y democráticas para canalizar las inquietudes de la ciudadanía y sus principales agentes sociales. 

Nos estamos jugando la posibilidad de superar la polarización sin agredirnos sistemáticamente unos venezolanos contra otros. Es deber de las organizaciones políticas y del Estado venezolano, ofrecer alternativas institucionales y democráticas sin subrogarse toda la representación del pueblo; es decir, reconociendo la pluralidad de la sociedad venezolana y la construcción de mayorías como principio democrático fundamental. 

Los venezolanos aspiramos vivir de forma pacífica, democrática y constitucional. Hacemos un llamado permanente a la concordia y al diálogo como única vía para superar los problemas del país. El referéndum revocatorio es una vía constitucional de expresar la voluntad de las mayorías.

El clima de incertidumbre política, riesgos y violencia que estamos viviendo, no contribuye a una estabilización de la situación económica ni a la recuperación del sector productivo nacional. Venezuela necesita recuperar la confianza en sus instituciones y en los poderes públicos. 

El empresariado venezolano aspira que el Gobierno nacional implemente con la urgencia requerida, una política coordinada de estabilización macroeconómica que evite la hiperinflación, que libere los controles artificiales que han demostrado abiertamente ser totalmente inútiles en promover la inversión, la producción y la productividad; que reactive la confianza a partir del diálogo con los agentes económicos, que reordene el aparato público en función de las necesidades más perentorias de la sociedad y que por supuesto, abandone cualquier ambición de sustituir a los empresarios y a las empresas venezolanas, comprometidas y orgullosas de trabajar por Venezuela. 

El sector productivo nacional requiere trabajar en paz; necesitamos condiciones que nos permitan generar bienes y servicios, promover trabajo productivo y recuperarnos de una economía disminuida por tantos errores. No se puede insistir en profundizar un modelo que ha probado ser incapaz de generar riqueza y bienestar social. Desde Fedecámaras reiteramos nuestro compromiso de trabajar por Venezuela, dentro de un clima de confianza que permita ejercer de manera plena los derechos políticos, económicos y sociales establecidos en nuestra Carta Magna.

Nuestro llamado siempre será al diálogo franco, oportuno y sincero. Debemos reconocernos y respetarnos los unos a los otros. Siempre apostaremos a la reconciliación nacional. No hay construcción de país, no hay construcción de futuro, en un país donde no reine la libertad y la paz en democracia.

No hay comentarios: