"Su sociedad está condenada", Ayn Rand

"Cuando advierta que para producir usted necesita obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican no bienes, sino favores; cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por el trabajo, y que las leyes no lo protegen contra ellos, sino, por el contrario son ellos los que están protegidos contra usted; cuando repare que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un autosacrificio, entonces usted podrá afirmar, sin temor a equivocarse, que su sociedad esta condenada"

Ayn Rand, 1950. Rand (1905-1982). Filósofa Ruso-Estadounidense

sábado, 27 de febrero de 2016

COMERCIANTES Y EXPENDEDORES DE SERVICIOS SE NIEGAN A DESAMPARAR A LOS CONSUMIDORES: CONSECOMERCIO

El Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio) emplazó a los poderes Ejecutivo y Legislativo a trabajar con la empresa privada y los trabajadores en la implementación de una política económica de Estado capaz de ofrecerle respuestas concretas y perdurables a los consumidores del país.

El máximo organismo gremial del sector terciario, a la vez que precisó que los comerciantes y los expendedores de servicios no desampararán jamás a los consumidores, indicó que, día a día, la capacidad de respuesta de las empresas representadas por sus afiliados a esos millones de compradores, se debilita aceleradamente.

Todo obedece a la inexistencia de bienes nacionales e importados, como a los efectos que provocan en cada unidad comercial la inflación, la inseguridad, los apagones, la escasez de agua y ahora también la voracidad fiscal del Poder Municipal.

Consecomercio y el país.-
En Consecomercio, convergen directamente más de cien cámaras y asociaciones mixtas de comercio, industria y producción, además de un número similar de manera indirecta. Y la dirigencia de dicha representación institucional, desde comienzos de año, ha venido transmitiéndole a las autoridades del Consejo sectorial su seria preocupación por la obligación de tener que funcionar en un ambiente de intranquilidad social, dadas las causas descritas.

A los comerciantes y a los expendedores de servicios, les corresponde darle la cara a los consumidores, muchos de ellos desesperados y, si se quiere, en actitud negativa a aceptar que la escasez no está siendo provocada por esos empresarios.

Hay escasez, desabastecimiento y presencia intermitente en los anaqueles del comercio. Y eso no es una consecuencia de procesos especulativos o de acaparamiento deliberado. La única y real causa de todo lo que está sucediendo, es que no hay producción suficiente en el país para atender la demanda. También que la monopolización importadora del Estado, como extensión del régimen de control de cambio y de precios, sólo se ha traducido en una paralización productiva del país.

Así lo han demostrado durante los últimos días Fedeagro, Fedenaga, Cavidea y Conindustria, organismos gremiales que, de paso, han formulado propuestas de solución, sin haber recibido una sola respuesta de las autoridades del país.

El Estado y la Empresa Privada en Venezuela.-
Para Consecomercio, que le ha correspondido lidiar con todos los gobiernos desde que se produjo hace 33 años el llamado viernes negro, tampoco en esta ocasión es totalmente cierta la especie de que aquí las crisis económicas obedecen a caídas en los ingresos provenientes del negocio petrolero. No es un asunto de renta ni de indisponibilidad de recursos. Sí de administración eficiente, transparente y efectiva en el orden social.

Ha sido una consecuencia del propósito de convertir al Estado en el único agente activador de la economía, a la vez que se anulan los derechos económicos ciudadanos, se restringe la libertad de emprender y se convierte a la empresa privada en un apéndice del capricho discrecional gubernamental.

El efecto histórico es que hoy Venezuela es conducida por un Estado cargado de trabajadores que no siempre son necesarios, de gastos injustificados, ajeno a la obligación de velar constitucionalmente por los derechos ciudadanos como el de propiedad, y sin reparo jurídico y político para anular a la empresa privada, indistintamente de su capital constitutivo.

Los comerciantes, expendedores de servicios  y los consumidores.-
Para el máximo organismo empresarial del sector terciario de la economía, las relaciones entre los comerciantes, los expendedores de servicios y los consumidores, es actualmente muy frágil. Pero, además, obliga a tomar decisiones contra las causas que provocan esa difícil situación, y cuyo reflejo más auténtico está dado por el comportamiento recesivo del Producto Interno Bruto, como de los desajustes macroeconómicos y microeconómicos que sólo se quieren revertir con paliativos y promesas sin fundamentos serios.

No ocuparse de atacar sus orígenes con la urgencia que implica la magnitud de dicha situación, inevitablemente, se puede convertir en un activador de reacciones colectivas espontáneas y violentas.

Consecomercio ofrece su concurso gremial para aportar las ideas, sugerencias, propuestas y recomendaciones que, a su juicio, contribuyan a lograr resultados satisfactorios. Y lo hace apoyándose en el consenso que existe entre sus cámaras sectoriales y asociaciones mixtas de comercio, producción e industria afiliadas a nivel nacional.


Para el Consejo Nacional del Comercio y los Servicios y sus organismos afiliados, el país no resiste más diferimientos en la adopción de las decisiones necesarias. Sólo una actuación en esos términos, hará posible que el país pase de la incertidumbre a la reactivación de la confianza en la innegable potencialidad productiva de que goza la nación.

No hay comentarios: