TSJ RECHAZÓ DEMANDA QUE OBLIGA AL BCV A DIFUNDIR INFORMACIÓN PÚBLICA

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) declaró inadmisible la demanda interpuesta por la ONG Transparencia Venezuela contra elpresidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Nelson Merentes por abstención al no publicar datos oficiales en materia económica.
El TSJ no admitió la demanda por no tener “gestiones previas”. La ONG aseguró que es una “excusa ilegal e injusta” que se requieran gestiones previas para que los ciudadanos tengamos acceso a la información.
Esto condiciona, indica la organización, la obtención de una información relevante para el funcionamiento del país a la realización de trámites y gestiones por parte de los ciudadanos.
La sentencia del TSJ señala que Transparencia Venezuela no presentó “ninguna prueba que acredite las gestiones que haya realizado para solicitar y obtener del Presidente del Banco Central de Venezuela el cumplimiento de la obligación de rendición de cuentas establecida en el artículo 319 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y la publicación de las principales estadísticas económicas del país dispuestas en los artículos 7 numerales 13 y 31 del Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley de Reforma Parcial de la Ley del Banco Central de Venezuela, sustento de la demanda de autos”.
Ante esta negativa, la organización asegura que los argumentos presentados “limitan el acceso a la información pública y el ejercicio de este derecho”, además de ser innecesarias “en una sociedad democrática”.
Denuncian que la Sala Político Administrativa del TSJ, presidida por Emiro García Rosas, no acogió el criterio de hecho público y notorio de la falta de publicación de información del BCV.
Transparencia Venezuela aseguró que analizará cómo responder ante esta negativa para poder continuar con el proceso.
0

"Su sociedad está condenada", Ayn Rand

"Cuando advierta que para producir usted necesita obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican no bienes, sino favores; cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por el trabajo, y que las leyes no lo protegen contra ellos, sino, por el contrario son ellos los que están protegidos contra usted; cuando repare que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un autosacrificio, entonces usted podrá afirmar, sin temor a equivocarse, que su sociedad esta condenada"

Ayn Rand, 1950. Rand (1905-1982). Filósofa Ruso-Estadounidense