"Su sociedad está condenada", Ayn Rand

"Cuando advierta que para producir usted necesita obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican no bienes, sino favores; cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por el trabajo, y que las leyes no lo protegen contra ellos, sino, por el contrario son ellos los que están protegidos contra usted; cuando repare que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un autosacrificio, entonces usted podrá afirmar, sin temor a equivocarse, que su sociedad esta condenada"

Ayn Rand, 1950. Rand (1905-1982). Filósofa Ruso-Estadounidense

viernes, 24 de julio de 2015

OBLIGACIÓN DE DESVIAR ALIMENTOS HACIA LA RED PÚBLICA PERJUDICA AL CONSUMIDOR


Las instrucciones emitidas por la Superintendencia Nacional Agroalimentaria (Sunagro), de desviar buena parte de la producción de alimentos hacia locales de la red pública, perjudicarán a los consumidores, quienes tendrán menos productos disponibles en los sitios donde habitualmente hacen sus compras, informó la Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos (Cavidea).

“Desviar la producción hacia la red pública, principalmente a PDVAL, Mercal y Bicentenario, en detrimento del resto de los comercios, no resuelve en absoluto la situación de desabastecimiento”, explicó Pablo Baraybar, presidente de Cavidea. “Muy por el contrario, esta manipulación de la distribución afectará al consumidor, porque concentra la oferta en menos establecimientos, lo que ocasionará colas aún mayores a las que vemos actualmente”, advirtió el representante gremial.

Las órdenes emanadas de la Sunagro estipulan que entre 30% y 100% de la producción de determinados alimentos se desvíe hacia los comercios del Estado. Esto incluye los rubros leche, pasta, aceite, arroz, azúcar, harina panadera y harina de maíz precocida.

 “La red privada de supermercados, abastos y bodegas tiene 15 veces más locales que la red pública. Muchos de ellos están situados en zonas populares. Para ir a la red pública, los habitantes de estas zonas tendrán que hacer recorridos más largos”, explicó Baraybar.

A modo de ejemplo, el directivo señaló que en el municipio Libertador de Caracas existen 1.333 puntos de venta de alimentos, lo que representa 1 punto por cada 1.458 habitantes. Desviar los productos únicamente a los 5 establecimientos del Estado en ese municipio, significaría reducir las opciones a solo 1 punto de venta por cada 388.780 habitantes. En la población de Calabozo, estado Guárico, significaría reducir los puntos de venta de 359 a 1, al que deberían acudir 141.987 habitantes.

“Las industrias de alimentos abastecemos regularmente a la red pública”, recordó Baraybar. “Más de 80% de los productos que se consiguen actualmente en esta red son marcas privadas. Quitarle productos a los supermercados y bodegas, para llevarlos a la red del Estado no ayuda en nada, y problemas como el bachaqueo pueden incluso agravarse, porque los alimentos se concentrarán precisamente en los locales donde compran los revendedores”.


El presidente de Cavidea solicitó públicamente una reunión con las autoridades para llegar a acuerdos en materia de distribución de alimentos que eviten que los consumidores se vean perjudicados. Baraybar reiteró que la única manera de resolver el desabastecimiento es con mayor producción de alimentos hechos en Venezuela, a precios sostenibles para todos los actores de la cadena, desde el productor hasta la industria y el consumidor. Resaltó además la necesidad de que las industrias en manos del Estado produzcan al máximo de su capacidad y abastezcan en forma suficiente a la red de comercios públicos.

No hay comentarios: