BANCO MUNDIAL DESESTIMÓ RECUSACIÓN VENEZOLANA EN CAUSA OWENS-ILLINOIS


El tribunal arbitral del Banco Mundial desestimó la propuesta de Venezuela de recusación de los árbitros que llevan el caso interpuesto por la estadounidense Owens-Illinois. A mediados de marzo se conoció el laudo que obliga a Venezuela a pagar 455 millones de dólares a Owens-Illinois por la nacionalización, en 2010, de dos plantas.

Horas después de conocida la decisión del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), la Procuraduría de Venezuela dijo que el país pediría su anulación buscando suspender el pago. Sin embargo, según el Ciadi, lo único que Venezuela solicitó fue la recusación de la mayoría del tribunal arbitral, pedido que fue negado el 16 de junio, reseñó la agencia Reuters.

"No puede considerarse que la propuesta de recusación se haya presentado en forma oportuna. Por lo tanto, la propuesta es rechazada", dijo el Ciadi en un comunicado.

Otra razón para desestimar el pedido de recusaciones fue que el árbitro que representaba a Venezuela, el abogado parisiense Alexis Mourre, renunció.

A pesar  de la decisión, el país cuenta con tres meses para solicitar la anulación del laudo, un proceso que podría tomar hasta 30 meses.

La demora en la ejecución de la decisión da oxígeno a las delicadas finanzas de Venezuela, bajo presión en medio de un desplome de los precios del crudo, su principal fuente de divisas.

Sin embargo, y a pesar de haberse retirado del Ciadi en 2012, el país aún enfrenta una treintena de millonarios arbitrajes internacionales en esa corte luego de una agresiva política de nacionalizaciones llevada a cabo por Chávez durante sus 14 años en el poder.

El jueves, el Ciadi desestimó la solicitud de Venezuela de revisar una decisión del año pasado que le obliga a pagar 1.600 millones de dólares a Exxon Mobil.
0

"Su sociedad está condenada", Ayn Rand

"Cuando advierta que para producir usted necesita obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican no bienes, sino favores; cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por el trabajo, y que las leyes no lo protegen contra ellos, sino, por el contrario son ellos los que están protegidos contra usted; cuando repare que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un autosacrificio, entonces usted podrá afirmar, sin temor a equivocarse, que su sociedad esta condenada"

Ayn Rand, 1950. Rand (1905-1982). Filósofa Ruso-Estadounidense