"Su sociedad está condenada", Ayn Rand

"Cuando advierta que para producir usted necesita obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican no bienes, sino favores; cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por el trabajo, y que las leyes no lo protegen contra ellos, sino, por el contrario son ellos los que están protegidos contra usted; cuando repare que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un autosacrificio, entonces usted podrá afirmar, sin temor a equivocarse, que su sociedad esta condenada"

Ayn Rand, 1950. Rand (1905-1982). Filósofa Ruso-Estadounidense

viernes, 18 de junio de 2010

CÁMARA DE CARACAS DEPLORA “ARBITRARIEDAD” CON QUE HA SIDO TRATADO EL PRESIDENTE DE GLOBOVISIÓN Y SU HIJO

La Cámara de Caracas deplora la arbitrariedad de la que han sido objeto Guillermo Zuloaga y Guillermo Zuloaga Siso, estimables empresarios caraqueños y miembros muy apreciados de esta organización empresarial de la que han sido en varias oportunidades miembros de su Junta Directiva.

Con estupor y mucha preocupación observamos como se ha adelantado un proceso judicial en el que no han estado presentes las más importantes garantías procesales, entre ellas el derecho que tienen a la legítima defensa, el poder hacerle un seguimiento oportuno al proceso en el que están involucrados, y el que puedan ser juzgados en libertad, sin que ello signifique oprobio, daños a su reputación, prejuicios a sus empresas y limitación de sus derechos ciudadanos, asumiendo que de todo ciudadano se debe presumir su inocencia hasta que se demuestre lo contrario. Sin embargo ellos han tenido que resistir con un estoicismo admirable insultos y amenazas y acusaciones infundadas proferidas por los representantes de los poderes públicos por el simple hecho de ser los propietarios de un medio de comunicación que bajo su dirección ha mantenido, a pesar de todas las presiones, total independencia para comunicar e informar.

No podemos estar de acuerdo en la guerra sin cuartel que ha declarado el gobierno contra la empresa privada y contra los empresarios. El presidente de la república se extralimita en sus funciones y no es consistente con el decoro republicano al exigir al poder judicial que proceda contra ciudadanos y empresas. Así no es que debe funcionar la justicia. Así no es que está prevista la división de poderes en la Constitución. Así no se respetan los derechos humanos y demás fueros constitucionales que garantizan a los ciudadanos la debida protección contra la tentación de los gobiernos de excederse y demarcarse de la legalidad.

No puede convenirle al país la devastación de sus empresas. Tampoco resulta beneficioso para nadie que los empresarios sean objeto de persecución y cárcel. Observamos con mucha preocupación que en Venezuela esta sea la norma y no un tratamiento excepcional. Consideramos inaceptable que uno tras otro caigan empresas y medios de comunicación sin que haya la más mínima consideración por profesionales y empleados que en ellas trabajan. En su momento rechazamos la acción emprendida contra RCTV. Ahora debemos manifestar la misma inconformidad contra la agresión sistemática promovida contra Globovisión y sus principales accionistas.

El pueblo no termina de entender por qué el gobierno se empeña contra la empresa privada cuando a la luz de toda Venezuela se presentan las evidencias inobjetables de que 86 mil toneladas de alimentos se le pudrieron al gobierno que no pudo culminar con éxito su distribución. La saña con la que se persigue a nuestros empresarios se torna en toda benevolencia y consideración cuando se trata de procesar a los responsables de dejar descomponer lo que podría comer todo el país por un mes. No dejamos de pensar que en este caso se quiere obviar un desastre con un escándalo infundado.

Nos preocupa el daño que quiere infligirse a la oportunidad de una prensa libre y plural. También es objeto de nuestra alarma la fijación que tiene el gobierno contra gente de trabajo que ha sido capaz de construir prosperidad al lado de sus empleados para ponerla a disposición del país. RCTV, Empresas Polar, Grupo de Empresas ECONOINVEST, y ahora GLOBOVISIÓN son y serán siempre objeto de nuestra absoluta e incondicional solidaridad, al igual que el grupo de empresarios que han visto expoliar sus empresas por inaceptables vías de hecho, cuya inconstitucionalidad no ponemos en duda.

Cada empresa que se pierde en esta insólita guerra unilateralmente declarada significa pérdida de empleos y de oportunidades para el pueblo. Los ciudadanos lo saben y conocemos el inmenso repudio que este tipo de medidas genera en la población venezolana, que por ellas se llena de angustia y desesperanza.

Por eso queremos enviar un mensaje de esperanza a la población. Los empresarios de Caracas son gente de trabajo que comparte con sus empleados y colaboradores la misma suerte todos los días. Juntos enfrentan la recesión. Juntos asumen los costos de la más alta inflación del mundo. Juntos sufren el hostigamiento constante de los reguladores. Y juntos seguirán abriendo surcos a la libertad.

La Junta Directiva, 18 de junio de 2010

No hay comentarios: